Pastillas de papel higiénico: ¿papel higiénico para llevar?

En la agitación de la vida cotidiana moderna, a pesar de todos los avances tecnológicos, este sigue siendo uno de los mayores temores conocidos de la humanidad. Nos referimos ni mas ni menos a la terrorífica situación de estar sentados en la taza del vater después de haber hecho negocios y darnos cuenta de que no hay papel higiénico. En el piso de tu pareja conociendo a sus padres, o en casa de amigos con los que no tienes mucha confianza. No puedo pensar en una situación más embarazosa. Pues ya no hay de que preocuparse gracias a las pastillas de papel higiénico que podemos llevar en cualquier bolsillo.

Pastilla de papel higiénico

Reconozco que las palabras «pastillas de papel higiénico» sin más explicaciones, pueden provocar dudas y caras de perplejidad. Por ejemplo, la pregunta «¿Qué?» o «¿y eso cómo se usa?». Nosotros también estuvimos un rato dándole vueltas cuando vimos por primera vez este curioso artilugio. Luego mirándolo más de cerca y nos dimos cuenta de las ventajas del papel higiénico en el práctico formato de un caramelo. Pero cuidado, no confundirlas con una pastilla para la garganta o algo parecido, estas «pastillas» no son aptas para el consumo. 😉

Pastilla de papel higiénico abierta

A primera vista pueden parecer pequeñas pastillas, pero en realidad son toallitas individuales de tela prensadas que se abren cuando entran en contacto con el agua. Entonces se convierten en una especie de toallitas húmedas (refrescantes). Dependiendo de, hmm, la «necesidad» podemos usar uno o varias al mismo tiempo, dependiendo de si solo queremos sonarnos la nariz o si la naturaleza nos llama. Si alguien todavía no puede hacerse a la idea de cómo va esto, hemos encontrado un vídeo donde prueban las pastillas.

Al principio nosotros también estábamos muy sorprendidos, pero nos parece una idea interesante. Eso sí, no esta no es realmente una opción práctica para casa, sino para una verdadera urgencia. Por otro lado, el empaquetado individual de las patillas no es precisamente respetable con el medio ambiente. Cada pastilla cuesta entre 10-12 céntimos, lo que no es mucho, pero un paquete de toallitas suele costar más barato.

La situación es diferente cuando viajamos, y por entre 6 y 10€, podemos ahorrarnos situaciones incómodas en baños públicos, ya sea en el aeropuerto, en el baño de un albergue o en una acampada en la montaña. Si no hay papel higiénico o no tenemos clinex a mano, las pequeñas pastillas te pueden sacar de un apuro. Además como ya he mencionado, el tamaño es una gran ventaja, ya que se pueden llevar en cualquier lado y pasar desapercibidas.

¿A vosotros qué os parece un invento ridículo o algo que os habría gustado tener en alguna situación comprometida? 😉

Ir al gadget
Cuando compras algún producto a través de los links de nuestra página, recibimos una pequeña comisión. Esto no tiene cargos adicionales para ti. Donde decidas comprar un producto, es solamente tu decisión.
Gracias por tu apoyo.

¿Por qué esto no influye nuestra opinión de forma alguna?
Imagen de Jens

Jens

Me uní al equipo de China-Gadgets en otoño de 2015 y desde entonces me apasionan los drones para deportes. Por eso, siempre estoy al día en todo lo que concierne a los drones.

Escribir comentario

Nombre
E-Mail
Esta dirección no se publicará

Mit Absenden des Formulars akzeptiere ich die Datenschutzerklärung und die Nutzungsbedingungen.